Aplicaciones Platos

Pasteurización de comidas preparadas en frío

Frescos, sabrosos y listos para desaparecer de las estanterías.

Tratamiento por altas presiones de platos preparados

Con el ritmo de vida actual apenas tenemos tiempo para cocinar y comer sano. Por ello, esta es la era del HPP, una en la que los consumidores tienen a su disposición un gran surtido de comidas fáciles de preparar.

Los platos preparados tratados con altas presiones pueden durar hasta 90 días como recién hechos, sin conservantes ni aditivos. Desde carnes y pescados hasta frutas y verduras, las ventajas de pasteurizar en frío este tipo de alimentos son muchas para fabricantes y consumidores.

Tipos de platos preparados que pueden procesarse con HPP

Beneficios de la pasteurización en frío de platos preparados

Mantenimiento de las propiedades organolépticas

Al ser un proceso realizado en frío, las comidas conservan todo su valor nutricional, su olor y su sabor auténtico.

Mayor vida útil

Las altas presiones hidrostáticas permiten alargar la vida útil del plato preparado hasta tres veces más, y ello sin recurrir a ningún tipo de químicos. De esta forma, se reducen las devoluciones al fabricante y el desperdicio.

Seguridad alimentaria

El HPP somete los alimentos preparados a presiones de hasta 6000 bares, lo que neutraliza los patógenos que puedan estar presentes en ellos, como la listeria y la Escherichia coli. Por tanto, el consumidor se sentirá mucho más seguro a la hora de tomarlos.

Adecuado para todo tipo de envases

El tratamiento por altas presiones también se aplica a los envases de comida preparada, aumentando todavía más su seguridad y evitando la contaminación cruzada.