Aplicaciones Frutas, hortalizas y verduras

Pasteurización de frutas y verduras en frío

Productos hortofrutícolas con mayor vida útil

Procesamiento de frutas y hortalizas en frío

El procesado mediante altas presiones de frutas, hortalizas y verduras ofrece a los consumidores productos más frescos que conservan todas sus cualidades organolépticas: sabor, textura, color y propiedades nutricionales.

Además, las frutas y hortalizas procesadas con altas presiones no necesitan aditivos ni conservantes de ningún tipo.

Beneficios del procesamiento de frutas y hortalizas con HPP

Sin el tratamiento por altas presiones de estos productos, sería imposible comercializarlos fuera de su lugar de origen. Pero, además de esta ventaja competitiva para los productores de frutas y hortalizas, existen más beneficios que pueden obtener gracias a la técnica de pasteurización en frío.

Seguridad alimentaria

El procesado de frutas, hortalizas y verduras en frío neutraliza patógenos que pueden afectar a la salud de los consumidores. Gracias a la aplicación de las presiones hidrostáticas directamente en el producto envasado, se evita cualquier tipo de contaminación.

Sabor y otras propiedades

El HPP mantiene intactas y durante más tiempo las propiedades nutritivas de frutas, verduras y hortalizas, como el sabor, el color y la textura. Y todo ello sin recurrir a agentes químicos ni conservantes añadidos.

Mayor rentabilidad

Cada año se desperdicia el 50 % de las frutas y verduras producidas. Ahora, gracias al HPP, la vida útil del producto se alarga considerablemente, lo que supone un aumento de los beneficios para los productores.

Todo empezó con los aguacates…

Muchos fabricantes recurren a la pasteurización en frío de frutas, hortalizas y verduras por las ventajas de las que acabamos de hablar.

 

Lo cierto es que todo empezó con el guacamole natural refrigerado, seguido por las mitades del aguacate, que alcanzaron una vida útil de 30 días.

 

Ahora, los procesadores de alimentos más innovadores están distribuyendo productos frescos y sabrosos derivados de frutas y verduras: salsas, snacks, zumos, batidos o purés son solo algunos productos de primera calidad obtenidos gracias a la tecnología HPP.