Aplicaciones Cárnicos

Pasteurización de carne en frío

El proceso HPP coloca a los productores de carne
un paso por delante del resto.

Procesados cárnicos en frío

Los productos cárnicos han sido los grandes beneficiarios del proceso de pasteurización en frío. Fabricantes de todo el mundo confían en la tecnología de tratamiento por altas presiones para conseguir productos cárnicos más seguros, sabrosos y duraderos.

Pasteurizar en frío productos cárnicos protege a consumidores y marcas

La seguridad y calidad alimentarias siempre han sido preocupaciones primordiales, tanto para los productores de carne como para los consumidores.
Para los primeros, la tecnología de altas presiones supone una de las maneras más eficaces de distribuir alimentos seguros. A los segundos, les garantiza productos sanos sin aditivos químicos y que no han sufrido tratamientos térmicos.

Ventajas del HPP para el procesado de cárnicos

La pasteurización en frío de todo tipo de carne ofrece numerosas ventajas, entre ellas:

Seguridad alimentaria

El HPP reduce la presencia de agentes patógenos en la carne (Escherichia coli, salmonela, etc.) sin modificar las propiedades organolépticas del producto.

Aumento del tiempo de vida útil

Al neutralizar las bacterias responsables del deterioro de los alimentos, los cárnicos procesados mediante HPP tienen mayor tiempo de vida, lo que supone un menor desperdicio.

Carnes más naturales

Las carnes pasteurizadas en frío no necesitan de conservantes o necesitan cantidades mucho menores que las de las carnes procesadas por métodos más tradicionales.

Apto para cualquier formato

La presión se transmite a todo el producto sin importar su formato: en lonchas, en bloques, en dados, etc. Otras aplicaciones de la tecnología de altas presiones son la tenderización y el marinado de carnes frescas, o el uso para el envasado a granel con el fin de eliminar la contaminación cruzada entre las diferentes plantas de proceso.

Los consumidores cada vez eligen más cárnicos procesados por HPP

En los mostradores de charcuterías y carnicerías, los consumidores están dando la espalda a los productos con aditivos químicos y conservantes artificiales.

En su lugar, prefieren las carnes pasteurizadas con altas presiones que garantizan su sabor, su durabilidad y su calidad.

Estas son solo algunas de las aplicaciones de las altas presiones para pasteurizar productos cárnicos:

Tipos de carnes que pueden procesarse con el sistema HPP