Aplicaciones Zumos

Pasteurización de jugos y zumos en frío

Zumos con el sabor de la fruta recién exprimida

Gracias a la pasteurización de jugos y zumos en frío, la industria de la conservación de estos productos está entrando en una nueva etapa.

Los fabricantes que ya pasteurizan con HPP sus jugos y zumos consiguen un sabor auténtico sin conservantes ni aditivos, como recién exprimidos.

¿Qué ventajas tiene la pasteurización de jugos y zumos en frío?

La pasteurización en frío con altas presiones presenta varias ventajas de las que carece la pasteurización térmica tradicional.

Mayor seguridad alimentaria

Nuestro proceso de altas presiones neutraliza los agentes patógenos responsables de enfermedades de tipo gastrointestinal. De esta forma, los jugos y zumos son mucho más seguros para el consumo.

Mantenimiento de las propiedades

Los zumos y jugos pasteurizados con HPP conservan sus propiedades organolépticas (sabor, olor…) mucho más tiempo que los procesados con métodos tradicionales.

Opciones de envasado

Con el HPP, los zumos y las bebidas pueden procesarse en su envase final o en grandes bolsas a granel. Así se purifica el envase, evitando tener que esterilizar las botellas por separado.

Además, pueden usarse la mayoría de los envases plásticos de alimentos, incluidos el PET, las botellas de PE y las bolsas stand-up del tipo Doypack.

Mayores oportunidades para la distribución

La seguridad y el mantenimiento de las propiedades no son las únicas razones por las que los productores eligen el sistema HPP.

Al pasteurizar los jugos y zumos en frío, estos duran hasta 90 días según el proceso de envasado. Por este motivo, nuestros socios están cada vez más presentes en las estanterías de los puntos de venta, recibiendo así menos devoluciones y aumentando las ganancias.