Aplicaciones Pescados

Procesamiento del pescado y marisco en frío

Los productores de pescado y marisco ya disfrutan de las ventajas HPP

La industria pesquera está viviendo un periodo de auténtica innovación gracias a nuestro sistema de procesamiento del pescado y marisco por altas presiones hidrostáticas.

Con este sistema, los productos marinos conservan más tiempo su frescura y su sabor, además de ser mucho más seguros para el consumo.

Beneficios del procesamiento de pescado y marisco en frío

El HPP aplica a los productos una presión cinco veces superior a la que existe en los fondos marinos más profundos. De esta forma, la carne de langostas, bogavantes o cangrejos se separa fácilmente sin dañarla.

Mayor rendimiento

Gracias a las altas presiones hidrostáticas, los procesadores de pescados y mariscos ahorrarán en costes de lavado, ganarán en rapidez y alargarán la vida útil del producto, lo que significará un incremento de los beneficios.

Evita la contaminación cruzada

Con la aplicación de altas presiones, no es necesario manipular manualmente los productos del mar, reduciendo así el tiempo, el coste y el riesgo de contaminación.

Aumenta la seguridad del producto

Al procesar los pescados y mariscos con nuestro sistema HPP se neutralizan parásitos y microrganismos típicos de los productos marinos: anisakis, vibrios, norovirus, etc.

Eso sin olvidar que también pueden procesarse los alimentos en su envase final, reduciendo así el riesgo de contaminación postenvasado.

Conserva las propiedades organolépticas más tiempo

El HPP mantiene el sabor y la frescura de pescados y mariscos más tiempo después de su procesado.

Además, al no ser necesario el uso de conservantes, puede lograrse que estos sepan incluso mejor. Y, al mejorar la retención de la humedad, los jugos del marisco permanecen dentro de la carne durante la cocción o el almacenamiento.