IDRO

HPP sostenible

PEQUEÑOS CAMBIOS HACEN GRANDES DIFERENCIAS

La sostenibilidad dentro de la Industria Alimentaria se convierte en pieza clave para el desarrollo sostenible. Problemas como la desnutrición, el cambio climático y la degradación del ecosistema están relacionados directamente con el sistema alimentario actual. Además, al ser la alimentación una necesidad biológica del ser humano, la Industria Alimentaria se ha convertido en principal proveedor de los alimentos consumidos a nivel mundial y, considerando que para el 2050 se estima un incremento del 60% de la demanda de alimentos, atender la problemática del sistema alimentario actual se vuelve cada vez más relevante para el futuro del planeta y de las generaciones por delante.

La principal ventaja de sostenibilidad que ofrece la tecnología HPP, es la reducción del desperdicio de alimentos gracias al aumento de la vida útil de los mismos.

Por otro lado, en comparación con el consumo de agua que tienen otras industrias alimentarias, HPP pese a utilizar el agua como vehículo transmisor de la presión, consume menos agua que otras industrias del sector. Esto se debe a que el agua se puede reutilizar. Para garantizar la seguridad alimentaria esta agua es filtrada por filtros de macro y micropartículas antes de ser reutilizada.

La sostenibilidad en la Industria Alimentaria proporciona diversos beneficios al medioambiente. Principalmente, permite desarrollar mejoras en las fases de agricultura y procesamiento, logrando así un mejor uso de la tierra, mejorar la calidad del suelo y, sobre todo, evitar el uso de combustibles fósiles u otros químicos que perjudiquen la zona de cultivo y la salud de los agricultores.

Beneficios de la sostenibilidad en la Industria Alimentaria:

      • Sociales: Trabajo digno y comercio justo mediante una cadena de suministro más transparente y concisa, así como mejorar la calidad de vida y brindar seguridad alimentaria a la población.
      • Económicos: Reducción de costos en la cadena productiva, ahorro de recursos como agua y energía, promoción del consumo local y ecológico, estabilización de los precios de los alimentos, y mayor rentabilidad a las empresas.
      • Medioambientales: Mejorar la calidad del suelo, así como hacer ecológicas las operaciones de la cadena de suministro, disminuir la huella de carbono y emisiones de CO2. Brindar una mejor calidad de vida a los animales, siendo más empáticos y compasivos con ellos.

PUEDE ENCONTRAR MÁS INFORMACION EN:

 

Call Now Button